NUESTRA IDENTIDAD
Para nosotros Iglesias Viña la adoración es esencial para una vida de comunión con Dios, nuestro Padre.
Es el medio por el cual nos acercamos como iglesia e individualmente pues es la oportunidad de mostrarle a Dios nuestro amor por Él y dejar que su Espíritu Santo nos sane, liberte y derrame su poder sobre nosotros.
Anhelamos que nuestra adoración sea relevante para nuestra comunidad y País, es por ello el equipo de adoración está en la búsqueda de nuevos estilos musicales que respondan a las necesidades y cualidad de una viña Latina, así mismo con letras propias que puedan identificarnos como iglesia.

Capítulo 1


MARCO TEÓRICO DE LA ADORACIÓN1
“El se complace en los que le adoran, en los que confían en su misericordia”
La primera vez que en la biblia se menciona la palabra adoración fue con Abraham.
Entonces le dijo a sus criados: Quédense aquí con el asno. El muchacho y yo seguiremos adelante para adorar a Dios, y luego
regresaremos junto a ustedes.
Gén 22:5
La obedicencia de Abraham, ese acto de rendición a sus propios derechos y deseos por obedicencia a Dios, se convirtió en un acto puro de adoración, podemos encontrar a través de la biblia que la adoración es mucho más que música, es un acción, un actitud, un estilo de vida.
Cuándo hablamos de adoración no se trata de lo que nosotros queremos, se trata de entregar, de darse a si mismo y muchas veces Dios va a probar nuestros corazones pidiéndonos que le rindamos lo que más amamos, no por que Él quiere vernos sufrir, si no por que Él está en busca de verdaderos adoradores, por eso si pensaste que la adoración se trata de verse bien adelante los domingos, aún tienes chance de de salir corriendo, por la adoración en otras palabras es MUERTE.
EL TABERNÁCULO
En el tiempo de Moisés Dios instituyo un puente por el cual el pueblo de Israel podría acercarse a Dios y adorarlo, este era el lugar que Dios dispuso para que se encontraran con su presencia, fue construido detalladamente por sus órdenes. (Éxodo 26:1-37)
Cada uno de los espacios de este lugar sería hecho para acercarse a la presencia misma de Dios, dónde el sacerdote podría hablar con Él y Él le revelaría sus propósitos para su pueblo.


“Esto es lo que ofrecerás sobre el altar: dos corderos de un año cada día, continuamente. Ofrecerás uno de los corderos por la mañana y el otro[t] cordero lo ofrecerás al atardecer. Y ofrecerás 2.2 litros de flor de harina mezclada con un litro de aceite batido, y para la libación, un litro de vino con un cordero. Ofrecerás el otro cordero al atardecer. Con él ofrecerás la misma ofrenda de cereal y la misma[y] libación que por la mañana, como aroma agradable: una ofrenda encendida al Señor.
“Será holocausto continuo por las generaciones de ustedes a la entrada de la tienda de reunión, delante del Señor, donde Yo me encontraré con ustedes, para hablar allí contigo. Allí Me encontraré con los Israelitas, y el lugar será santificado por Mi gloria. Santificaré la tienda de reunión y el altar. También santificaré a Aarón y a sus hijos para que Me sirvan como sacerdotes. Habitaré entre los Israelitas, y seré su Dios. Y conocerán que Yo soy el Señor su Dios, que los saqué de la tierra de Egipto para morar Yo en medio de ellos. Yo soy el Señor su Dios.
Éxodo 29:38-46
ATRIO:
El lugar de la expiación de los pecados, el lugar del sacrificio, dónde se rinde todo.
Puerta: La puerta está abierta para todos los que quieran entrar, familias enteras y comunidades entraban a través de ella.
El altar: los judíos entregaban sus ofrendas, animales que serían inmolados por los sacerdotes, alguno de estos para el perdón de los pecados, otros eran para el favor de Dios, otros para acción de Gracias; para los judíos este era un verdadero sacrificio, era lo mejor que tenían, una manera de mostrar respeto y honra a Dios con los mejor de sí mismos.
La fuente de bronce: Antes de entrar a la siguiente habitación los sacerdotes se encontraban con la fuente, allí tendrían que lavar sus manos y pies, el primer paso para ser un adorador: LA LIMPIEZA.
LUGAR SANTO:
Solo los sacerdotes que se habían preparado debidamente podían entrar, este era un privilegio.
El atrio era para todos, estaba siempre lleno de gente, pero pocos al lugar santo.
Algunos cristianos solo están interesados en entrar al “atrio” de su relación con Dios. Se interesan más en lo que pueden recibir de Dios que en lo que le pueden dar.

Descarga la

versión

completa

El candelero de oro: alumbraba todo el día. Cuando adoramos, la luz de la dirección de Dios orienta nuestro camino.
La mesa del pan de la proposición: una pequeña mesa con pan sobre ella, siempre era renovado, para que estuviese fresco.
Se puede interpretar que somos nutridos espiritualmente, recibimos fortaleza.
Detalle importante es que este pan siempre es renovado; estando en la presencia de Dios siempre somos renovados por él.
El altar del incienso de oro: este lugar era donde se quemaba incienso diariamente, este expedía fragancia que se elevaba a Dios. En nuestro proceso de adoradores, llegamos al lugar de la alabanza, este incienso es nuestra ofrenda diaria de adoración a él.
LUGAR SANTÍSIMO: este era el lugar donde habitaba la presencia misma de Dios, para entrar al lugar santísimo se tenía que pasar por el lugar santo, y solo el sumo sacerdote podía entrar.
El sumo sacerdote era el representante del pueblo ante Dios. Nuestra representación para entrar a la presencia del padre en la actualidad es Jesucristo nuestro sumo sacerdote.
El último sacrificio
Cuando Jesús muere por nosotros rompe el velo que cubría el lugar santísimo, dando entrada libre a todos los que quieran adorarlo, porque con Jesús se hizo el último y perfecto sacrificio de sangre, acercándonos al Padre con su muerte.
La primera puerta en el tabernáculo se llamaba: “El camino” y estaba constituida por cuatro columnas de madera con una cortina de cuatro colores. El velo exterior del tabernáculo se llamaba “La verdad”. El velo interior se llamaba: “La vida”
Cuándo Jesús vienen el proclama estas gloriosas palabras:
Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí.
Juan 14:6
Estaba proclamando que Él era el tabernáculo, Él era la presencia misma de Dios, solo en Él hay santificación y perdón de los pecados, ¡con razón los fariseos se enfurecian!, es que no podían entender lo que estaba por pasar, Jesús haría el último y perfecto sacrificio por todos. Hoy nuestro sacrificio es con nuestras vidas, con nuestra adoración.
“ofrezcamos sacrificio de alabanza, fruto de labios que confiesan su nombre”
Hebreos 13:15

LA ADORACIÓN
Así que entendiendo todo esto, podemos preguntarnos:
¿Que es la adoración?
-Todo lo que hagas para agradar a Dios es adoración.


1Dios nos creó con el deseo innato de adorar, si no adoramos a Dios terminaremos adorando a cualquier cosa, inclusive a nosotros mismos.
Dios nos creo con este deseo porque quiere tener adoradores!
Por eso es que Jesús dijo:


“Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al padre en espíritu y verdad; porque también el padre tales adoradores busca que le adoren”
Juan 4:23.
La verdadera adoración tiene un precio, David lo sabía y dijo:


“No voy a ofrecer al Señor mi Dios holocaustos que nada me cuesten”
2 Samuel 24:24


La adoración sacrifica nuestro egocentrismo. No podemos exaltar a Dios y exaltarnos al mismo tiempo.
Cuando Jesús dijo: “Ama a Dios con todas tus fuerzas” quería señalar que la adoración requiere esfuerzo y energía.
No es siempre lo más conveniente ni lo más cómodo, ofrecemos sacrificio de adoración aunque no tengamos ganas, cuando nos levantamos de la cama para adorarle aunque estemos cansados y cuando ayudamos a los demás aunque estemos agotados.
Adoramos a Dios, cuando estamos felices y tenemos mucho porque dar gracias, pero cuando todo se ve mal y parece que Dios está ausente, es mucho más difícil levantar las manos y decir: ¡¡Dios te exalto porque eres bueno!!
Es por eso que la adoración reta nuestra fe y confianza, relación íntima con Dios; David fue posiblemente quien tuvo más amistad con Dios, tanto así que el Señor se placía en llamarlo “un hombre conforme a mi corazón”.
Sin embargo David con frecuencia se quejaba de la ausencia de Dios:
“Dios mío ¿Por qué te quedas tan lejos? ¿Por qué te escondes de mi cuando más te necesito?”
Dios en realidad no había dejado a David, como tampoco te dejará a ti, Él prometió “nunca te dejaré, ni te abandonaré” Pero no promete “siempre sentirás mi presencia”

Un error de los cristianos con respecto a la adoración es que buscan una experiencia más que a Dios.
Sí, Dios quiere que sientas su presencia, pero prefiere que confíes en Él aunque no lo sientas. A Dios le agrada la fe, no los sentimientos.
¿Puedes adorar a Dios estando afligido? David tenpia la capacidad de decir:
“aunque mi alma este afligida, mi corazón confía en ti”
La adoración personal: con un corazón sincero adoro a Dios, aunque no entiendo lo que pasa, sacrifico mis propios sentimientos y mis deseos, por que él es merecedor de toda gloria y honra, adoras a Dios en espíritu por que él es Dios espíritu y en verdad por que entiendes que la adoración tiene que ser con sentido, tiene que ser congruente, tiene ser práctica, no hay adoración sin sacrificio.

 

Descarga la versión completa con los capítulos del 1-6

Viña Studios

Jr. María Parado de Bellido 1159

Universal -Santa Anita

Lima- 43

Tel: +51 3629528

e-mail: admin@vinastudios.org

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Icono de YouTube

ESCRÍBENOS

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now